26 de Noviembre

1944. Nace Roberto Fontanarrosa: En Rosario. El Negro descolló como dibujante a partir de los años 70, en la revista Hortensia y luego en Clarín. Creador de Inodoro Pereyra y Boogie el Aceitoso, encontró otra veta en la literatura, con libros de cuentos como Los trenes matan a los autos, El mayor de mis defectos, La mesa de los galanes y El mundo ha vivido equivocado. También publicó tres novelas: Best Seller, El área 18 y La Gansada. Murió en 2007. Por su natalicio, cada 26 de noviembre es el Día Nacional del Humorista.

De las perlas que ha regalado Rosario, El Negro Fontanarrosa, es una de las más destacadas. Nació el 26 de Noviembre de 1944 y le dió a la “Argentinidad” dos personajes entrañables: Inodoro Pereyra, el renegau (un gaucho que se rebela a todo, secundado por su perrito Mendieta) y el mercenario Boogie el aceitoso, en sus inicios una parodia del James Bond de Ian Fleming. Logró un estilo muy personal y a la vez muy popular y representativo de una parte de la cultura Argentina.

Se le conocía su gusto por el fútbol, deporte al cual le dedicó varias de sus obras. El cuento 19 de diciembre de 1971 es un clásico de la literatura futbolística argentina. Como buen «futbolero» siempre mostró su simpatía por el equipo al que seguía desde pequeño, Rosario Central.

Una de sus citas más conocidas sobre el fútbol es:

«SI HUBIERA QUE PONERLE MÚSICA DE FONDO A MI VIDA, SERÍA LA TRANSMISIÓN DE LOS PARTIDOS DE FÚTBOL».

Su fama trascendió las fronteras de Argentina. Por ejemplo, Boogie, el aceitoso empezó a publicarse en un diario de Colombia, y luego fue publicado muchos años por el semanario mexicano Proceso.

En enero de 2007 anunció que dejaría de dibujar sus historietas, debido a que había perdido el completo control de su mano derecha a causa de la enfermedad neuronal que padecía. Sin embargo aclaró que continuaría escribiendo guiones para sus personajes.

  • El negro Fontanarrosa falleció el 19 de julio de 2007, a los 62 años, víctima de un paro cardiorrespiratorio.

1939. El nacimiento de Tina Turner: Vino al mundo como Anna Mae Bullock, en Tennessee. Comenzó a cantar a fines de los años 50. Formó dúo con su marido Ike Turner. Tuvieron un matrimonio tormentoso, plagado de infidelidades y abusos por parte de él. Los años 80 la vieron convertida en una figura de relieve en el mundo del pop. Se retiró en 2013 y vive en Suiza, país cuya nacionalidad adoptó __ Tina se hizo famosa por su brutales descargas en directo, plenas de explosiva sensualidad soul y dejando canciones catedralicias como ‘River deep, mountain high’, que Phil Spector consideraba su mejor producción.

1931. Nace Adolfo Pérez Esquivel: Graduado de arquitecto en la Universidad de La Plata, destacó en la defensa de los derechos humanos a través del Servicio de Paz y Justicia. Fue secuestrado por la dictadura y pasó más de un año detenido, período en el que fue torturado. Tras su liberación, siguió vigilado otros catorce meses. En 1980 recibió el Premio Nobel de la Paz, en lo que fue un duro mazazo para el régimen. Desde entonces continúa su lucha y ha recibido infinidad de honores en el mundo.

1942. El estreno de Casablanca: Se estrena una película mítica: Casablanca. Humphrey Bogart e Ingrid Bergman protagonizan el film de Michael Curtiz, ambientado en la Marruecos bajo control del régimen de Vichy. La película se ambientó en el presente de la Segunda Guerra, sin definición de la contienda. El guión de los gemelos Julius y Philip Epstein deparó varias de las frases más famosas de la historia del cine. Recordada también por la canción «As time goes by», Casablanca se alzó con el Oscar a la mejor película.

1911. El suicidio de Laura Marx y Paul Lafargue: En la localidad francesa de Draveil se suicidan Laura Marx y Paul Lafargue. La hija de Karl Marx había conocido al revolucionario franco-español nacido en Cuba cuando Lafargue comenzó a frecuentar a su padre en Londres. El yerno escribió uno de los libros más celebrados por los socialistas de su tiempo: El derecho a la pereza, que llegó a ser tan popular como el Manifiesto Comunista que firmaran Marx y Friedrich Engels. Al momento del suicidio, él tenía 69 años, y ella, 66. Decidieron morir juntos y dejaron una carta en la que afirmaron que el pacto suicida era para no afrontar los achaques de la vejez. La carta, escrita por él, termina así: “Muero con la suprema alegría de saber que en algún tiempo futuro triunfará la causa a la que me he dedicado durante cuarenta y cinco años. ¡Viva el comunismo! ¡Viva el socialismo internacional!”.

  •  Día del Químico, en recuerdo de Enrique Herrero Ducloux, primer egresado del doctorado en Química de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *