Andreas Kisser : ‘Sepultura»

“No necesito trabajar con Max e Igor, Hoy somos personas muy diferentes”

Pasaron casi 25 Años de aquella Crisis ( la partida abrupta y repleta de acusaciones cruzadas del cantante Max Cavalera conmovió la estabilidad de la banda y descolocó a muchos fans.) y, contra viento, marea y el enojo de unos cuantos, el guitarrista y compositor Andreas Kisser logró mantener a Sepultura Nivo. Con el estadounidense Derrick Green en la voz, el cuarteto lanzó ocho discos y concretó múltiples giras internacionales.

Hace pocos días editó Sepulquarta, un álbum en el que repasan clásicos y no tanto con más de 20 Invitados.

“Este Disco no estaba en los planes de nadie –confiesa Andreas Kisser–. Nosotros lanzamos Quadra en 2020, estábamos listos para salir de gira por EE UU y Canadá, y después nos íbamos a ir para Europa. Pero explotó el coronavirus y debimos cancelar todo. De repente no podíamos hacer lo que sabemos y más amamos: tocar en vivo. Para mantenernos unidos y no extrañar tanto decidimos hacer todos los miércoles un podcast, de ahí surgió el plan de grabar colaboraciones a distancia y acá estamos. Sepulquarta no es exactamente ni un disco de estudio ni uno en vivo. Es un formato nuevo con colaboraciones a distancia. Logramos convocar a un montón de músicos que en otro momento hubiera sido imposible encontrar disponibles. Así que es un disco que expresa muy bien este momento.”

La lista de invitados seguramente encenderá el entusiasmo de los corazones metálicos, curiosos y extrapartidarios. Incluye a David Ellefson (ex Megadeth), Scott Ian (Anthrax), Danko Jones, Phil Rind (Sacred Reich), Angélica Burns (Hatefulmurder), Mayara Puertas (Regurgimentação Necrovaginal Sangrenta), Fernanda Lira (Nervosa), Devin Townsend (SYL), Alex Skolnick (Testament), Rafael Bittencourt (Angra), Phil Campbell (ex Mötorhead) y Joao Barone (Os Paralamas), entre muchos otros. Acompañan Derrick Green en voz, Andreas Kisser en guitarra, Paulo Xisto en bajo y Eloy Casagrande en batería.

“Esto de la Pandemia es malo para todo el Mundo, nos impide hacer muchas cosas, pero intentamos tomar lo positivo. Estas grabaciones nos llenaron de entusiasmo. La tecnología y no estar de gira permitió que todo esto se hiciera realidad. Fue muy emocionante ver el entusiasmo y compromiso de todos. Nadie cobró dinero: lo hicieron por pura pasión. Son músicos de diferentes generaciones. Algunos que nos influenciaron y otros a los que nosotros influenciamos. Yo pensaba que Sepultura no podría vivir sin los escenarios, pero estamos más fuertes que nunca. Vivimos el presente y nos preparamos para el futuro”, puntualiza Kisser.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 2 =