Judas Priest en Argentina

La legendaria banda británica de heavy metal se presentó ante un Movistar Arena repleto y homenajeó a Lionel Messi.

El líder de Judas Priest, con 71 años, Rob Halford llegó al final del show para tronar sus agudos cavernosos; es el final de “Turbo Lover”, en la pantalla central aparece la figura de Lionel Messi con la camiseta de la Selección Argentina, los brazos flexionados y sus dedos índices apuntando al cielo,  el foco está sobre Rob Halford que, encuerado por completo, también levanta uno de sus índices y apunta al cielo.

Ante un Movistar Arena repleto, los ingleses comenzaron su repertorio de 16 canciones con una tríada de Screaming For Vengeance (“The Hellion-Electric Eye”, “Riding On The Wind” y “Another Thing Coming”. Todos los dispositivos en marcha para un recital de clásicos, un show de heavy metal con cueros, tachas, fuego, referencias satánicas y religiosas (acaso porque a fin de cuentas sean lo mismo), solos de guitarra repletos de distorsión y técnica, baterías con doble bombo, alaridos, teatralidad, puesta en escena de depósito nuclear y, por supuesto, la moto chopera sobre el final.

Rob Halford le dio la espalda al público y entonces se pudo leer que la campera tenía dos palabras que lo definen tanto como él a ellas, y eso será para siempre: heavy metal.

Flameó en el público una bandera LGTBIQ confirmó uno de los grandes, si no el máximo, triunfo de Rob Halford, el primer gran metalero en declararse públicamente homosexual.

Como ya ha pasado con las últimas tres visitas anteriores de Judas Priest a la Argentina, el show tuvo el sabor de una despedida no anunciada, por más que sobre el final se haya leído en las pantallas “El sacerdote volverá”.

La legendaria banda británica de heavy metal se presentó ante un Movistar Arena repleto y homenajeó a Lionel Messi

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *